"Wayeb’" Inicia la transición a un Año Nuevo Maya

A partir del 21 de febrero se celebrará el arribo de un nuevo año en el calendario agrícola Maya. Previo a la llegada de este nuevo ciclo se han celebrado actividades correspondientes al Wayeb’. Este es un periodo de cinco días en los que se reflexiona sobre lo actuado en el año anterior y se agradece por los logros obtenidos. Las celebraciones en el período del Wayeb’ es entorno al día de la Marimba y de Tecun Umán, el 20 de febrero, y el día de la Lengua Materna, el 21.

"Se refiere al cierre del año viejo agrícola, y prepara la llegada del nuevo año que inicia el 21 de febrero. El Wayeb’ es un mes de 5 días, que se suma a los 18 meses de 20 días del año agrícola, y que, al sumarlos, totalizan 365 días", indicó Demetrio Cojtí, Director General de Desarrollo Cultural y Fortalecimiento de las Culturas.

El primer día se celebró el domingo 16 de febrero, día que se acostumbra a hacer una sanación y purificación espiritual. El segundo día se piden las energías para que el nuevo ciclo tenga los resultados esperados. En el tercer día se hacen peticiones para corregir los defectos del año recién concluido. El cuarto día es el propicio para pedir sabiduría y conocimiento, y finalmente el quinto es el que se enfoca en pedir que los abuelos y abuelas guíen al ser humano hacia el nuevo año.

El calendario agrícola se compone de 18 meses, cada uno con 20 días y un pequeño mes que finaliza el año, el cual corresponde al Wayeb’. Según líderes espirituales, este nombre no tiene una traducción precisa al español, pero puede identificarse como período de cierre de año viejo, de preparación para el nuevo año.

El Ministerio de Cultura y Deportes, en cumplimiento de una de sus funciones que asevera “promover y difundir la identidad cultural y valores cívicos de la Nación en el marco de su carácter pluriétnico y multicultural que los caracteriza”, apoya la conmemoración del Wayeb’.

El Acuerdo sobre Identidad y Derecho de los Pueblos Indígenas, reconoce la importancia y especificidad de la espiritualidad Maya y estipula la obligación del Estado de reconocer, respetar y proteger las distintas formas de espiritualidad practicadas por los pueblos Maya, Xinka y Garífuna.

0 comentarios: